viernes, 26 de abril de 2013

Opel Blitz: Un Popular Camión Utilitario


El Opel “Blitz” o Kfz.305 era un vehículo utilitario del tipo 4 x 4 de tres toneladas, con tracción a las 4 ruedas lo que le permitía circular como un vehículo todo terreno; fue en sí un vehículo de uso intenso por parte del Ejército Alemán durante la Segunda Guerra Mundial, su producción desde 1937 hasta 1944 determinó la construcción de un total de 140,000 unidades muchas de ellas bajo licencia por las firmas <a Daimler Benz AG y Mercedes con la designación Mercedes L701.
Para su estructura se diseño un chasis completamente nuevo, de construcción sencilla, robusto y bien distribuido, el motor original era un General Motors (firma que era propietaria de Opel) a gasolina de seis cilindros en línea, muy similar al que equipaba los camiones GMCs 6×6,
Chevrolet 4×2, 4×4 americanos, Chevrolet CMP canadienses y los Bedford 4×2 y 4×4 británicos.
 La historia del Opel Blitz comienza en los años 30, cuando en esa época el Ejército Alemán contaba con al menos 100 vehículos diferentes para satisfacer todas sus necesidades logísticas; ello tría el consiguiente problema de suministro de repuestos y mantenimiento, es por ello que en busca de la estandarización entra en servicio el Opel Blitz.
La cabina y la estructura principal del Blitz eran de acero y las armazones eran de madera. Su empleo fue muy variado existiendo múltiples transformaciones (se enumeran hasta unos 140 variantes) del vehículo lo que demuestra su versatilidad; pueden observarse en fotos ambulancias, vehículo de mando, taller móvil, vehículos de transporte e inclusive equipados con armas.
El Opel Blitz siguió evolucionando a lo largo de la guerra; en 1941 se reemplazaron las ruedas de seis huecos y seis tornillos por las de ocho huecos y ocho tornillos; reforzándose la suspensión en 1942 con un juego suplementario de ballestas sobre cada uno de los existentes, debido a las frecuentes sobrecargas a la que era sometido el camión en el frente.
En la primavera de 1944 aparece la versión final del Blitz, muy simplificada con el fin de economizar materiales debido a la escasez de materias primas, fundamentalmente tiene una cabina de acero con una ventanilla circular, un panel posterior en madera y el techo más alto y abombado. Con este último modelo desaparece todo lo innecesario, como adornos, logotipos, marcas e inclusive los guardabarros traseros. La iluminación está compuesta por faros tipo Bosh pequeños y con placas anti deslumbramiento.
Este vehículo continuó en producción hasta bien entrado el año 1944 en el que los continuos bombardeos de los aliados consiguieron interrumpir la línea de ensamblaje.

No hay comentarios:

Publicar un comentario