sábado, 11 de mayo de 2013

Las históricas naves de Colón: La Niña y La Santa María en papel



Mucho se habla acerca de las famosas “tres carabelas de Colón” confundiéndose el término de Carabela y aplicandolo a los tres buques por igual; sin embargo de las tres naves sólo dos son Carabelas: la “Pinta” y la “Niña” y la “Santa María” cabe más en la clasificación de Nao.

Estructura de una Nao de la época de Colón
La Santa María (ex “La Gallega” y luego “María Galante”) sirvió como nave capitana de la expedición de Cristóbal Colón y era una Nao propiedad de Don Juan de la Cosa. Se sabe que fue armada en Galicia con el fin de ser empleada en el comercio con Flandes (de ahí la clasificación de Nao).


Podía llevar hasta 30 tripulantes con su carga y era navegada por 12 marineros, un barco pequeño en verdad, pero que en aquella época era la punta de lanza de la colonización española. La nave media 78 pies de largo, 26 de ancho y tenía un calado de 7 pies, con un peso muerto de 225 toneladas
Esta Nao tuvo un trágico final, un error de la tripulación determino que se hundiera cuando estaba fondeada en la Isla La Española a finales de 1492.; sin embargo aún en su muerte, la Santa María siguió sirviendo a la corona, construyéndose con ella el fuerte “Navidad”.

La Niña y la Santa María
Por su parte, la Carabela conocida como “La Niña” (ex “Santa Clara”), se conoce más con ese nombre debido a su dueño Juan Niño de Moguer (vieja costumbre había de nombrar los barcos con el nombre de sus dueños).
Fue la nave que regresó a España llevando a Colón (piloteada por el conocido y no menos famoso Vicente Yánez Pinzón) donde llegó el 15 de marzo de 1493. Luego regresaría a América en un segundo y tercer viaje.
La Niña era un barco fuerte, resistente y de buenas condiciones marineras, de 20 metros de eslora y de unas 50 toneladas, llevaba unos 26 marinos.
No he podido encontrar datos de su final, aunque si he leído referencias que dicen que fue atacada por piratas en el mar Mediterráneo, por tanto no tengo certeza de donde se halla hundido o si pereció como resto en algún puerto.
Las maquetas de papel estan bien detalladas, hay que construirlas con paciencia, seguro serán la delicia de grandes y chicos y un bonito adorno para el recibidor o bliblioteca de la casa. Para obtenerlo sólo basta dar click al botón siguiente.


No hay comentarios:

Publicar un comentario