viernes, 26 de julio de 2013

El helicóptero Hughes AH-64 Apache terror del desierto papercraft


 Uno de los más versátiles helicópteros de combate en el Ejército de los EE.UU., el AH-64 Apache diseñado por Hughes Helicopters y puesto en servicio en 1982, puede volar de noche y bajo todas las condiciones meteorológicas. También puede volar a muy baja altura, gracias a sus avanzados sistemas, siguiendo el perfil del terreno.
 



Posee un sistema de detección de blancos montado en el casco del piloto que sirve para operar un cañón M230 de 30 milímetros antitanque.

Está equipado con una poderosa combinación de misiles antitanque AGM-114 Hellfire y lanzacohetes Hydra 70 situados en soportes estructurales sub-alares; además puede portar misiles antiaéreos AIM-92 Stinger o AIM-9 Sidewinder en los extremos de las alas.

Cuenta con dos rotores, uno principal y otro de cola, cada uno de cuatro palas. Es en suma una aeronave bimotor, con asientos en tandem para dos tripulantes y diseñado para misiones de ataque contra carros de combate, asalto, escolta y caza-helicóptero, con capacidad operativa tanto de día como de noche.
En combate, este helicóptero de ataque del ejército, se emplea para eliminar tanques enemigos (usando los Hellfires o el cañón), atacar helicópteros enemigos (empleando los Stingers), y también para atacar estructuras por medio del sistema Hydra.
Los AH-64 del Ejército de los Estados Unidos han participado ya en variadas operaciones militares como la invasión estadounidense de Panamá de 1989, la guerra del Golfo, guerra en Afganistán de 2001 y en la invasión de Irak en 2003.

  





No hay comentarios:

Publicar un comentario